Mis 2 cts. al Senado #internetnecesario

Desventajas

1. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones constituirá un lastre para el progreso del país. Las telecomunicaciones deben impulsarse, no tasarse.
2. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones se traducirá en un menor consumo en este sector, ocasionando que el efecto esperado por el gobierno se disipe, permaneciendo la afectación para el ciudadano.
3. De aprobarse el impuesto a las telecomunicaciones se afectará más a los sectores menos favorecidos. Pensemos en el usuario que se conecta a través de cafés internet o la gente que se vale de la VoIP para comunicarse con sus parientes.
4. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones con base en el argumento de que resulta conveniente porque es un impuesto de fácil recaudación por ser pocas las empresas que prestan estos servicios contradice el argumento que asegura que de esta manera se fomentará la competencia al unirse más empresas a la prestación del servicio.
5. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones haría que México se desvíe del camino que recorren sus socios comerciales en lo que a adopción y penetración de banda ancha se refiere. Como ejemplo el caso de Finlandia que a partir de 2010 garantizará la conexión de toda su población a internet.
6. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones no favorece al crecimiento de la industria e impacta directamente al ciudadano.
7. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones puede impactar de forma negativa la investigación científica del país, ya de por sí dañada por la disminución de recursos destinados a dicho rubro contemplada en el paquete económico que hoy se discute.
8. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones puede constituir un obstáculo para la libertad de expresión y de acceso a la información debido a que, ciudadanos que hoy ejercen estos derechos valiéndose de las telecomunicaciones, pueden dejar de hacerlo al no poder absorber el costo que implique el aumento en el costo del servicio. Nuevamente no pensemos en la persona que tiene un acceso permanente si no en quien depende de servicios eventuales para el ejercicio de su derecho.
9. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones restará, sin duda, competitividad a nuestro país frente a sus socios comerciales y ocasionará que las micro, pequeñas y medianas empresas pierdan una oportunidad más de competir con las grandes empresas en un mercado dominado, cada día más, por monopolios de facto.
10. Aprobar el impuesto a las telecomunicaciones hará que el programa de impulsar la realización de trámites gubernamentales y operaciones de comercio a través de internet sea más difícil de implementar, incrementando nuevamente los costos de operación para gobierno, empresas y los usuarios de dichos servicios.

Propuestas

1. Ampliar la base de contribuyentes
2. Impulsar el desarrollo y uso de las telecomunicaciones en todos los sectores de la población para aumentar la derrama económica y en consecuencia la recaudación vía los impuestos que ya existen.
3. En caso de aprobarse el impuesto, destinar ese mismo 3% al desarrollo de infraestructura pública que permita que los sectores menos favorecidos tengan acceso a las telecomunicaciones. Por ejemplo, crear redes municipales de internet de libre acceso. De esta forma se cumple con uno de los objetivos principales de todo impuesto: la redistribución de la riqueza.
4. Además de licitar 2 hilos de los 32 de fibra óptica que tiene la CFE, permitir que la propia CFE entre al mercado de prestación de servicios de telecomunicaciones para fomentar la competencia en el sector, incrementar la calidad de los servicios y abaratar los costos para el usuario final.
5. Impulsar el uso de versiones digitales de los libros de texto gratuito en los sectores más favorecidos de la población y utilizar los recursos que se ahorren en impresión y distribución de ejemplares para sustituir el impuesto al 3% en telecomunicaciones.
6. Al igual que en Brasil, adoptar el uso de software libre en el gobierno como una política de Estado y destinar los recursos que se ahorren por el pago de licencias de uso al fomento de una industria desarrolladora de software libre mexicana, incrementando la recaudación vía el crecimiento de la actividad económica.
7. Independientemente de que se apruebe o no el impuesto del 3% a las telecomunicaciones, impulsar la aprobación de la Ley Federal para la Protección de los Derechos de los Usuarios de Internet a fin de obligar a los prestadores de servicios del sector a proporcionar servicios de alta calidad y garantizar derechos básicos para los usuarios de internet en México.