Software Libre o de Elite?

Me considero un defensor de la apertura a la informacin y las tecnologas. Respeto profundamente y promuevo los derechos de autor y la facultad que tienen estos para decidir sobre el destino y forma de distribucin, reproduccin y uso de sus obras. Por lo mismo, me parece excelente el movimiento del [FLOSS](http://www.fsf.org), sin embargo, creo que es vctima de una gran paradoja.

Como bien lo establece su filosofa, se trata de “Software Libre” pensando en la palabra “libertad”. En el idioma ingls son un poco ms especficos al aclarar este concepto ya que el significado de “free” puede entenderse tambin como “gratuito”.

Se dice que un programa es “libre” cuando cumple con las cuatro libertades siguientes:

1.- Libertad para correr el programa para cualquier propsito;

2.- Libertad para estudiar la forma en que trabaja el programa y adaptarlo a tus necesidades. (Se da por entendido que debes tener acceso al cdigo fuente);

3.- Libertad de redistribuir copias del mismo a fin de ayudar a tu vecino: y

4.- Libertad para hacer mejoras al programa y hacerlas del conocimiento pblico a fin de que la comunidad se vea beneficiada con estas mejoras (aqu tambin hablamos de cdigo fuente).

He aqu en donde radica la paradoja en la que, desde mi humilde punto de vista, se ve envuelta la filosofa del “Software Libre”.

Las libertades enunciadas, estn orientadas, en principio, a un sector reducido de la poblacin. Es obvio que no todo mundo tiene acceso a una computadora por lo que el universo potencial del “Software Libre” se reduce a aquellos que tienen acceso a una computadora. Es ms que obvio que quien no tiene acceso ni siquiera lo va a contemplar como alternativa, por eso, centremos nuestra reflexin en el universo total de gente que efectivamente tiene una computadora a la mano.

Ahora bien, la libertad de correr el programa para cualquier propsito, la tienen prcticamente todos aquellos que tengan una computadora y posean conocimientos bsicos para instalar y correr cualquier programa. Puede parecer ridculo, sobre todo para los ms apasionados defensores del “Software Libre”, pero no todos los que tienen computadora saben como instalar un programa y correrlo (De verdad). Esto reduce un poco ms el universo.

La tercera libertad, y digo tercera porque ms adelante reflexionar sobre la segunda y cuarta libertades, reduce un poco ms el sector que puede beneficiarse con el “Software Libre”. Si reflexionamos sobre la cantidad de gente que sabe instalar y correr un programa, nos daremos cuenta que son casi los mismos que saben hacer una copia del mismo para redistribuirlo. En este sentido el universo que nos quedaba, puede que no se vea tan disminuido como el que nos qued del universo potencial original al universo filtrado tras cumplir con la habilidad que necesitas para ejercer la primera libertad, sin embargo, seguramente sufrir una pequea disminucin.

Aqu viene el bajn importante. Para poder ejercer la segunda libertad, muy pocos tienen la habilidad y los conocimientos para poder estudiar un programa y su funcionamiento. Menos, an que los primeros, tienen la misma capacidad para poder acceder y saber interpretar el cdigo fuente del mismo. Prcticamente se nos reduce el universo a aquellos que han estudiado alguna ingeniera en sistemas o son programadores empricos natos.

Finalmente, suponiendo que eres de los contados eruditos que tienen las habilidades que hemos venido mencionando, tienes tambin que tener creatividad para poder ejercer la cuarta libertad y proponer as mejoras al programa para hacerlas del conocimiento del pblico en general y que las mismas le sean tiles a la comunidad.

As pues, me pregunto Quienes y cuantos pueden ejercer las libertades que otorga el “FLOSS”? Desde mi perspectiva el concepto de “libertad” debe ser general y basarse en su naturaleza y no nada ms en su definicin.

No tengo nada en contra de este movimiento. Muy por el contrario, lo aplaudo y lo impulso, sin embargo, como comenc diciendo, creo que es vctima de una gran paradoja….A pesar de tener la filosofa de libertad como fundamento, su naturaleza lo hace sumamente elitista debido a que nicamente un sector extremadamente reducido de la poblacin pueda, efectivamente, ejercer las libertades que el mismo otorga. Paradjico no?

Buenos Aires (da 4)

Hoy el da comenz ms o menos tarde porque ayer salimos un momento a conocer la vida nocturna Bonaerense. En resumen, nada del otro mundo, salvo la proporcin de hombres-mujeres en el antro. Haba como 5 tuercas por cada tornillo (si y todas como muequitas).
En fin, el domingo es de ftbol (escrito en argentino). En los hoteles te ofrecen un paquete para que vayas al estadio perfectamente resguardado y a lugares con una excelente ubicacin respecto de la cancha. El costo es de unos 43 dlares americanos e incluye el traslado del hotel al estadio y de regreso, entrada al partido en plateas preferentes a nivel de palco, gua en espaol y acreditacin de periodista extranjero para salir pronto del estadio.
Si creen que en Mxico somos apasionados con los partidos de soccer, han vivido en el error. Ni el clsico de Televisa Amrica-Chivas tiene un impacto como el partido al que asist. La cita era a las 4 de la tarde. Los contendientes: River Plate contra Independiente. Las porras hacen que verdaderamente se prenda la gente y se desborde la pasin. Si alguna vez han tenido la oportunidad de ver a “La Perra Brava”, magnifquenla 5 veces y podrn alcanzar algo cercano a lo que me toc vivir en el estadio del River.
Desde antes de comenzar el partido hasta que termin, la porra no dej de cantar y vitorear a su equipo. Cuando digo no par me refiero a ms de 100 minutos de incansable vitoreo.
Terminando el partido fuimos a casa de nuestro buen amigo [Ariel](http://www.arielvercelli.org) a beber un poco de tequila y disfrutar de un helado de “dulce de leche” (mejor conocido como cajeta) que no tena origen. Que cosa ms deliciosa.
Ah, entre tequila y helado, vimos el partido de la Sub-17 en donde por primera vez Mxico se coron campen en un mundial de soccer. Los influjos del helado hicieron que nuestra felicidad fuera mxima.
Regresando a lo vivido en el estadio, ocurri un fenmeno que me pareci irracional. En el medio tiempo y poco antes de finalizar el juego, se escucharon anuncios por el sonido local anunciando que los simpatizantes del River Plate deban permanecer hasta cuando menos 25 minutos despus de terminado el partido. As pues, lleg el momento de irnos y para nuestra sorpresa, las puertas estaban cerradas. Yo no s si all no han tenido tragedias estilo C.U. en donde ha muerto gente en los tneles por tener puertas cerradas, lo que si s es que, desde mi punto de vista, al tomar esas medidas nos ponen en riesgo como espectadores. Es comprensible que quieran evitar las rias entre las porras de los dos equipos, sin embargo, dejar, literalmente, encerrada a la gente en el estadio, no creo que sea la solucin ms adecuada.
Al final esto sirve para reflexionar sobre las pasiones mal encaminadas que nos llevan a extremos que no deben ser. Despus de todo, se trata solo de un juego.

Buenos Aires (da 3)

Hoy fue un da de mucho significado. Se llev a cabo el lanzamiento de las licencias de Creative Commons en Argentina. De hecho este fue el evento que nos hizo venir a tierras Argentinas.

Nuestro buen amigo [Ariel](http://www.arielvercelli.org), hizo una presentacin de maestros. No dej tema sin tocar y cada uno fue abordado con un lenguaje sencillo y muy claro.

Tambin tuvimos el gran gusto de conocer a [Pablo Palazzi](http://pablopalazzi.blogspot.com/) quien es el otro lder de CC en Argentina. Pablo es abogado tambin y una persona por dems agradable.

El evento, en pocas palabras, fue excelente. Tuvimos oportunidad de deleitarnos con la presentacin que realiz [Lawrence Lessig](http://www.lessig.org) en donde nos comparti un poco de como ha sido su vida en los ltimos dos aos a raz del nacimiento de su hijo y la forma en que ha encontrado momentos para convivir con l a pesar de las distancias que por cuestin de trabajo los separan. Ah mismo nos comparti algunas de las tendencias y estrategias que seguir este movimiento que encabeza.

Despus vino la presentacin de Ariel en la que no nada ms expuso el proceso que se llev a cabo en Argentina, sino que tambin hizo revelaciones como el anuncio de la creacin de la sociedad [bienes comunes](http://www.bienescomunes.org) que pretende agregar impulso a este movimiento de apertura y libertad cultural con el que se encuentra tan comprometido.

Terminando las presentaciones de estos dos personajes, fui invitado a platicar un poco acerca del proceso en Mxico y nuestra visin a futuro en nuestra jurisdiccin.. Al principio, segn me dicen, me qued como venado a media carretera, pero despus, al parecer, recobr la fluidez en el habla. En realidad habl muy poco porque no vena preparado en absoluto. Al final los aplausos de la gente no se si fueron por el mensaje que intent transmitirles o por lo corto de mi intervencin. En fin, los aplausos son aplausos.

El siguiento acontecimiento fue acudir a compartir la pimienta y la sal con gente de la Fundacin OSDE, los lderes de CC en Argentina, Don Chango y el Profesor Lessig. Esto fue en el hotel Sheraton de Buenos Aires en el restaurante Cardinale (curioso no? en Mxico tambin hay un restaurante “Cardenal” en el Sheraton Centro Histrico). El momento culminante fue la firma de nuestros libros de “Code” y “The Future of Ideas” por el mismsimo Prof. Lessig y para cerrar con broche de oro, la fotrografa que encabeza este post.

Nos ha ido de maravilla.